4 jun. 2013

Enriquecimiento de entornos de aprendizaje con el uso de las TIC

Tradicionalmente, el proceso educativo tiende a relacionarse con el espacio físico en el cual se lleva a cabo: la escuela. Desde una concepción formal-tradicional, el centro educativo es el lugar donde tiene lugar la educación y por lo tanto, las condiciones de infraestructura, distribución de espacios, materiales disponibles y el docente en sí mismo, constituyen elementos fundamentales dentro del proceso de planificación académica.

Con el auge de las TIC en los distintos ámbitos de la vida cotidiana de los individuos, como parte fundamental de los procesos socializadores y de interacción social, su importancia dentro de los procesos formativos, se vuelve cada vez mayor, no solo debido a que facilitan el acceso a información, sino por las ventajas que ofrecen para la construcción y socialización de nuevos conocimientos.

Desde un punto de vista pedagógico, el proceso de enseñanza-aprendizaje se lleva a cabo por medio de la interacción establecida entre el docente, el estudiante y el entorno que les rodea, dentro del cual se incluyen tanto el entorno sociocultural, la distribución de los espacios dentro de la infraestructura del centro educativo y los materiales con que cuentan para aproximarse a los contenidos del currículo.

Al incluir dentro del proceso educativo las TIC, es necesario tener en cuenta además, la reconfiguración de los entornos de aprendizaje, debido  a que la transferencia y construcción de conocimientos no suceden en un espacio físico ni un tiempo determinado, sino que se llevan  a cabo de manera asincronica y en un espacio virtual, en el que pueden confluir de manera simultánea varias personas alrededor del mundo en un momento específico.

Sin embargo, el papel de los entornos de aprendizaje en ambos casos (en el centro educativo, mediante educación tradicional y en el entorno virtual, mediante el uso de plataformas virtuales) es fundamental para el proceso formativo de los y las estudiantes, en tanto es en ellos donde los estudiantes construyen sus propias estrategias para acceder, comprender e interiorizar los conocimientos, a partir de su experiencia con los elementos que ofrecidos por el entorno.

Para el caso específico de los entornos virtuales de aprendizaje, Chan (2004) los considera parte de procesos comunicativos e identifica cuatro espacios que forman parte de ellos, a saber: espacio de información, espacio de interacción, espacio de producción y espacio de exhibición.

Cada uno de estos espacios cumple una función específica dentro del proceso de construcción del aprendizaje y se encuentran fuertemente relacionados entre sí. Con una planificación y diseño adecuado, el entorno virtual favorece la investigación, la consulta y acceso a la información pertinente y en las cantidades necesarias, de acuerdo a los intereses del individuo. 

Al mismo tiempo, interactuan en ellos tanto los docentes como orientadores del proceso, los estudiantes como sujetos activos y constructores de conocimiento y los medios empleados para transmitir, elaborar, replantear, construir y divulgar los saberes, que surgen a partir de la experiencia.

En Armonías y Bocetos el proceso de construcción de conocimientos se lleva a cabo por medio de la experiencia y el contacto directo con los elementos del entorno, se brinda a los estudiantes la oportunidad de apropiarse de los contenidos, mediante el uso de material concreto y el uso de las TIC como parte de las metodologías de trabajo para la presentación de contenidos determinados.

Debido a que el proyecto aún se encuentra en proceso de formación, su ámbito de acción aún utiliza el método presencial, complementándolo con los aportes brindados por las TIC, lo que implica una ventaja en tanto permite incorporar en el diseño, plataformas y entornos virtuales que faciliten el aprendizaje.







Facebook