15 jun. 2013

El proceso de enseñanza-aprendizaje: una construcción continua

El aprendizaje como proceso implica interacción, construcción e intercambio, históricamente este proceso se ha llevado a cabo en las aulas, sin embargo, con la aparición de las TIC, se abre un nuevo espectro de posibilidades, que dota al proceso educativo de herramientas que lo complementan y permiten ampliar los espacios de interacción en el ámbito virtual.

La incorporación de herramientas digitales en los procesos formativos brinda tanto a los estudiantes como a los docentes, la oportunidad de adquirir habilidades técnicas para el uso de los recursos y para construir saberes de manera colectiva, por medio de la práctica constante.

Lo más importante es no perder de vista que el proceso de enseñanza-aprendizaje, es un continuo, por lo tanto no se trata de una situación cerrada, sino que involucra una multiplicidad de factores y actores (entorno social, materiales, docentes, estudiantes, familias, entre otras), que contribuyen a enriquecerlo, al mismo tiempo que se construye y reconstruye.

Con la incorporación de herramientas virtuales dentro de la dinámica de Armonías y Bocetos, pretendemos lograr que tanto docentes como estudiantes sean capaces de maximizar sus capacidades de interacción y construcción conjunta de conocimientos, al mismo tiempo que adquieren habilidades para el manejo de herramientas tecnológicas, que faciliten el acceso a información, así como el intercambio de la misma.

La educación puede considerarse un proceso comunicativo, basado en el diálogo, motivo por el cual, en el intercambio de información intervienen tanto el docente como los estudiantes, es importante tener en cuenta que ambas partes tienen mucho que aportar al proceso de enseñanza-aprendizaje.

Dentro de la estructura de Armonías y  Bocetos, los docentes tienen el papel de facilitadores y para realizar esta labor de manera adecuada, deben mantenerse actualizados con respecto a los avances que se presenten en el diseño y la oferta de herramientas que contribuyan a mejorar su labor docente, por medio de la socialización de información con sus estudiantes y estos a su vez, deben ser capaces de indagar por su propia cuenta aquellos temas de su interés y utilizar nuevas herramientas.

Uno de los aspectos fundamentales para el aprendizaje dentro del proyecto AyB es precisamente despertar la creatividad, promover las capacidades críticas y propositivas, al mismo tiempo que se fomentan los procesos de construcción colectiva de conocimientos. Pretendemos generar una comunidad educativa capaz de despertar y mantener el interés tanto de los estudiantes como de los docentes por conocer más y dar forma a sus propias ideas creativamente.

La incorporación de herramientas educativas virtuales, complementa la educación presencial al generar nuevos espacios y medios de interacción, construcción e intercambio, que a su vez, contribuyen a la adquisición de destrezas y a incrementar las posibilidades de desarrollar conocimientos de una manera más personalizada que responda a los intereses de cada individuo, al mismo tiempo que permite la socialización de los conocimientos.





Facebook